En Tiempos de Aletheia

ENTREVISTA AL MÚSICO NACHO GARCÍA VEGA

Ignacio “Nacho” García Vega (Madrid, 27 de abril de 1961) es un cantante, guitarrista y compositor español, miembro fundador del grupo musical Nacha Pop, junto a su primo Antonio Vega.

En 1977, junto a Carlos Brooking y otros compañeros de colegio, formó su primer grupo de rock: Uhu Helicopter, el cual sería semilla de Nacha Pop. Versioneaban a Led Zeppelin, The Ramones o Bob Marle,y además de a Steely Dan y muchos otros que marcarían el gusto de Nacho y, más tarde, su sello personal como músico.

En 1978, junto a su primo Antonio Vega y a Carlos Brooking, crearon Nacha Pop: uno de los grupos que marcaría el pop de los años 80.] Publicaron ocho discos y realizaron numerosas giras entre 1980 y 1988.

Tras la disolución de Nacha Pop, Nacho García Vega emprendió un nuevo proyecto: Rico, formado junto a Fernando Illán y Carlos Brooking. El grupo actuó poco en directo; su disolución se dio en 1995.

En 1995 publicó NGV (1995), su primer disco en solitario. En 2001 publicó su segundo trabajo en solitario: Salto al vacío.

En 2007, Nacho y Antonio Vega volvieron a encontrarse y recuperaron el espíritu de Nacha Pop en una visión renovada y actualizada del grupo en la gira con más de treinta conciertos por toda España. En 2008, Nacho repite gira veraniega junto a Antonio Vega: Nacha Pop 80-08, Reiniciando. Es entonces cuando Nacho y Antonio se embarcan en la composición de los temas que formarían parte de su nuevo álbum de estudio, que se ve trágicamente truncado por el fallecimiento de Antonio, en abril de 2009, tras empeorar por un cáncer de pulmón.[

En 2017, Nacha Pop sacó al mercado su nuevo disco: Efecto Inmediato.

 

– ¿Quién en es Nacho García Vega? No me refiero al músico, me refiero a la persona.

Es alguien bastante común. Con algunas aficiones, entre ellas, las personas. Para mí, las personas es lo que motiva, lo que me propone retos. Lo que me hace sentir bien son las personas.

 

– “Grité una noche” fue una canción estandarte durante los conciertos de Nacha Pop. De aquella época, ¿qué canción o canciones son tu debilidad?

“Grité una noche” fue una canción que hizo mucho por el grupo. Es muy significativa y nos hizo más conocidos por el público, que es lo que en aquellos años necesitábamos. Pero yo, en esa época, estaba enganchado con la canción “Quiero estar mejor”. Me identificaba mucho con ella. Y, también, con la canción “Lo que tú y yo sabemos”, su letra tiene que ver mucho conmigo.

 

– ¿Cómo ves la actualidad de la música en España?

Creo que está totalmente en transición, y junto a ello, los hábitos de consumo, la forma de escuchar música, el valor que se le da a la música. Es una transición peligrosa para los músicos porque, en cierto sentido, se está perdiendo el valor de la creatividad en beneficio de otros aspectos de la industria musical como son las plataformas, la tecnología. Aunque yo soy de las personas que siempre piensan que todo lo bueno está aún por venir. No soy de los que residen anclados en el pasado, pero tampoco he renegado jamás de nuestros orígenes y de nuestra esencia musical. Soy una persona que siempre ha estado abierto a cosas nuevas. Creo que las nuevas generaciones están muy preparadas musicalmente. Luego ya podemos entrar en otras acepciones. Si falta, por ejemplo, atrevimiento, osadía, formas directas de decir las cosas como hacíamos en los ochenta. Pero en absoluto soy de los que piensan que esa fue una época gloriosa y no vendrá nada mejor. Aunque es verdad que alguna parte de nuestro público lo piensa. Yo soy de los que piensan que todavía hay muchas cosas por conseguir.

 

– ¿Piensas que hay mucho consumismo de música y poca creatividad?

Hay consumismo de música, y en cierto sentido se ha abaratado lo creativo, y se ha devaluado la parte creativa del proceso; pero por otro lado se escucha más música que nunca, y eso es un terreno sembrado para todo lo que hay por venir. Más sombrío sería pensar que la gente cada vez escucha menos música. No es el caso. Luego, entrando en aspectos estilísticas o en formas viscerales de hacer las cosas; yo en ese sentido, si es verdad que añoro los años ochenta, porque nosotros hacíamos las cosas y luego las pensábamos. De eso salían muchas canciones y conciertos que nacían de la espontaneidad. No nos planteábamos cuales eran nuestros límites.

 

– ¿Y la actualidad social?

No sé quién dijo que a mí, como a todo el mundo de esa época, me tocó vivir los peores tiempos. Lo veo convulso, lo veo extraño, veo poca humanidad en el juego político. Poco sello personal de los políticos. Veo grandes directrices de las que no puede salirse ni uno ni otro. Veo unas ganas de ir en contra del contrario solo por principio. Como ciudadano, en ese sentido, me siento un poco apartado. Sin embargo, quiero creer que es un país que avanza en los grandes temas sociales que nos afectan; por lo demás, me parece un país un poco histérico.

 

– Como seres humanos, ¿en qué nos equivocamos constantemente?

En nuestro trato con el planeta. En eso nos equivocamos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Y nos equivocamos muchas veces en el trato que damos a las personas que están ahí, con nosotros, cuando las estamos viviendo, y no aprovechamos lo suficiente las relaciones personales. Descuidamos un poco lo que es más importante: nuestro entorno natural y nuestro entorno humano. Esto siempre se puede mejorar, se puede trabajar en ello.

 

– ¿Cuál consideras que es la mayor miseria del ser humano?

El maltrato a nuestro entorno. Hemos perdido el instinto de las buenas relaciones. Creo que falta un poco de delicadeza, de respeto, de ponerte en lugar del otro. Cuando te pones en el lugar del otro, todo es más comprensible. Hemos perdido el tacto y la delicadeza en nuestra relación con el entorno.

 

– Después de acabar la etapa de Nacha Pop, creaste el grupo Rico y luego te lanzaste en solitario, además de componer para grandes artistas, ¿crees que los artistas deben reinventarse constantemente para buscar otras perspectivas y evolucionar?

Ese es uno de los puntos centrales. Uno de los nortes que debe tener todo artista es descubrir las partes que no ha descubierto de uno mismo en el aspecto artístico; pero, por otro lado, digo, que este mundo consumista debe tener en cuenta en qué ámbito te mueves, en qué ámbito eres deseado, o en qué ámbitos no. Lo que no puedes ser es un kamikaze artístico ni un suicida conceptual. Yo respeto la gente que se aburre de sí mismo al día siguiente después de haber creado algo, yo, en cambio, me mantengo en un término medio. Creo que las dos cosas son buenas. La gente que se aburre de lo que ha hecho al instante de crearlo, creo que es un poco víctima de su propia obra, y, por otro lado, la gente que explota hasta la saciedad una misma idea es poco artística. Creo que en el equilibrio está el mejor pasaje para poder trabajar.

 

– A lo largo de tu carrera, ¿qué te ha dado la música? No hablo de dinero o fama.

Me ha dado conocer a mucha gente dentro del entorno musical. Me ha hecho tener una percepción de la gente mucho más amplia. Una mezcla de experiencias en las que la música tiene mucho que decir, quizás, más que otras actividades. Echo de menos cuando estoy tres semanas sin viajar con el grupo. Es una familia, y hay momentos intensos que solo vives con ellos: subirte a un escenario en un concierto abarrotado de gente. Y, además, también es una cuestión de ego, estoy donde quiero estar y haciendo lo que quiero hacer.

 

-¿Qué puede encontrar el público que vaya ahora a un concierto de Nacha Pop?

Una energía muy viva. Yo creo que ese es el secreto para que la gente salga al final del concierto empapado en sudor y con una sonrisa en la cara. Es una música muy viva, muy sincronizada y coordinada por los miembros del grupo. Es una máquina muy bien lubricada. En lo referente al repertorio, hay un poco de todo: hay canciones nuevas, hay canciones conocidas, pero también caras B menos conocidas. Además, las canciones, de concierto a concierto solemos cambiarlas. Vamos variando para que cada concierto sea diferente. Lo que van a encontrar es música con sonido muy actual.

 

-¿En qué nuevos proyectos anda Nacho García Vega?

Este año seguiremos con la gira en el territorio español, también en México, e incluso está la posibilidad de ir a EE.UU. Eso por un lado, pero la intención es dedicar gran parte de este año a componer un próximo álbum. No sé si saldrá en 2020 o en 2021. Lo que haremos, al igual que hicimos cuando sacamos “Efecto Inmediato”, es cantar canciones antes de sacar el álbum para ver la reacción del público. Cuando lo hicimos con Efecto Inmediato, luego, al volver a las ciudades para presentar el álbum, la gente tarareaba las canciones.

 

Deja un comentario