En Tiempos de Aletheia

Cálculo elemental, querido Watson

Dos más dos no son cuatro si son flores.

Dos menos dos no da cero si son amores.

Tres por tres da demasiados si son muertos.

Un millón no es mucho decir si son pasos hacia ti.

Mil por mil es uno si multiplico soledad y no hay nadie a quien repetir la operación.

Cuatrocientos mil peces se reducen a un solo destello de plata en el mar.

Un rayo en el pararrayos de la catedral reduce a menos cero todo el alumbrado de Navidad.

Mil cipreses no hacen un simple cementerio.

Un solo rio de lágrimas corre por todas las mejillas.

Una memoria para todos los recuerdos.

Innumerable el olvido, infinito el dolor.

Imposible un cincuenta por ciento si hablamos del Consejo General del Poder Judicial.

Deja un comentario