En Tiempos de Aletheia

Bajo el volcán

Así se titula una magnífica novela casi autobiográfica de Malcon Lowry,en la que el volcán es un símbolo del infortunio bajo el cual el protagonista deambula con los altibajos propios de los alcoholes fuertes por la mexicana ciudad de Cuernavaca. Perdóneseme la pedantería de citar una de mis novelas malditas favoritas por el hecho de estar viviendo ahora bajo un tremendo volcán en la Palma y no necesitamos mezcal, tequila ni otros alcoholes fuertes para pasar del asombro al pavor, de la exaltación a la más absoluta depresión, y hablo de los que no estamos directamente afectados, si se puede decir eso en una isla en la que todo, el paisaje y la gente, nos es tremendamente cercano. Si eres palmero de nacimiento o de vocación cómo no te va a afectar asomarte al mirador de la iglesia de Tajuya y ver el hermoso Valle de Aridane devastado, cómo no sentirte perdido entre los recuerdos que llegan casi al ahora mismo y el drama que como una tormenta interior sacude nuestro corazón y  así deambulamos como el protagonista de la novela por las callejuelas perdidas de nuestra alma tratando de encontrar un camino que nos conduzca a un futuro luminoso para nuestra isla, o al menos un refugio que nos ponga a salvo del infortunio.