En Tiempos de Aletheia

Teléfono Contra el Suicidio: un servicio altruista de la asociación sin ánimo de lucro La Barandilla

Este mes hemos entrevistado a Ana Lancho, presidenta de la asociación para la integración social de personas con discapacidad La Barandilla, la cual se constituyó y continúa su labor de forma altruista y sin ánimo de lucro desde el año 2016. A partir de entonces múltiples han sido sus proyectos y actuaciones en pos de la integración social de personas con discapacidad y la lucha en relación con el estigma que gira en torno al tema de la salud mental. En 2018, de forma pionera en España, ponen en servicio el Teléfono contra el suicidio. A continuación ponemos en sus manos la esclarecedora entrevista de un tema tan silenciado como es el suicidio. Abramos bien los ojos e inundémonos de conocimiento acerca de un problema que debe dejar de ser tabú para poder ser tratado y trabajado en toda su extensión.

Su sitio web de contacto es https://www.labarandilla.org/

 

La labor que hacéis nos parece de una valía inmensa, ¿cuándo y de dónde surge este proyecto, esta iniciativa?

 

Hace ya 3 años un grupo de personas que estábamos muy ligados al tema de la discapacidad decidimos crear una Asociación con el fin de dar voz a través de una radio Social, información a profesionales a través de la realización de jornadas, también cursos a personas con discapacidad y llevar a cabo proyectos que tuvieran que ver con los colectivos más vulnerables , yo vengo del mundo de la salud mental, trabajando en un Hospital de Día de Salud Mental desde hace 24 años, el Director de la Asociación es familiar de una persona con enfermedad mental y un experto en comunicación, el vocal de la junta directiva tiene discapacidad intelectual, el Vicepresidente es ciego…Como verás un grupo de personas que estamos muy ligados y concienciados con estos temas.

 

Uno de los proyectos que pusimos en marcha hace ya dos años y es un proyecto del cual nos sentimos muy orgullosos es la creación del TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO, QUE EMPEZÓ A FUNCIONAR EL 2 DE FEBRERO DE 2018, todos los días del año de 9 a 21 h, y surgió porque después de hacer varios años ruedas de prensa el día mundial de la prevención, 10 de septiembre, para que se hablara de este tema, veíamos que las cifras de suicidio en España no bajaban y se mantenían en 10 persona la día, una cifra muy elevada… y nos parecía que no podíamos mirar hacia otro lado, había que hacer algo para intentar prevenir el Suicidio, y a día de hoy hemos recibido más de 2.500 llamadas.

 

¿Dais ayuda telefónica directa de carácter psicológico al afectado de voluntad de suicidio solo, o también a familiares y gente cercana a ellos?

 

El Teléfono está para parar la idea suicida en primera persona, pero a medida que se conoce más, se dan más llamadas en segunda persona: padres, amigos, tutores llaman pidiendo información general o preguntando qué pueden hacer en uno y otro momento concreto de una situación.

 

Junto con la atención en primera persona, dentro del Proyecto, nos parecía muy importante dar información, por eso también damos charlas en colectivos, colegios, universidades…, con ello conseguimos sensibilizar a la sociedad y concienciar.

 

¿Cuántas personas conforman el proyecto del teléfono contra el suicidio? ¿Cuántos profesionales requiere un servicio así? ¿A cuántas localidades/ciudades dais servicio?

 

El proyecto del Teléfono está compuesto por una Coordinadora Psicóloga con 35 años de experiencia en clínica y un equipo de 11 psicólogos, todos ellos formados en Prevención del Suicidio, tanto externamente como internamente en cursos de fines de semana que les proporcionamos. El Servicio es de 9 a 21 ininterrumpido todos los días del año y es un teléfono gratuito para utilizarlo desde cualquier parte de España.

 

Normalmente tenéis también un equipo de psicólogos voluntarios de apoyo, si no tengo mal entendedido, ¿es así? ¿Recibís y reciben atención psicológica ellos y vosotros por estar enfrentándoos con una problemática tan delicada?

 

Desgraciadamente no tenemos ninguna ayuda económica de la Administración a pesar de estar haciendo un Servicio de Salud Pública, por eso tenemos que contar con profesionales voluntarios y solo dos de los que atienden el Teléfono son contratados.

Hacemos reuniones de equipo dirigidas por la Coordinadora en las que se pueden expresar y recibir la ayuda que necesiten para gestionar sus emociones y sesiones clínicas para comentar las llamadas más complicadas

 

¿Es este un servicio vinculado a alguna organización gubernamental o de carácter religioso? ¿Cuál es vuestro apoyo económico?

 

Como ya he comentado antes, no tenemos mucho apoyo económico, hacemos eventos como Galas solidarias anuales donde damos a conocer la labor del Teléfono y apoyamos para la creación de un Plan de Prevención del Suicidio a nivel estatal, hemos hecho dos Carreras contra el Suicidio y en algunos casos hay algunas empresas grandes que nos patrocinan estos actos, aunque no es suficiente. Siempre intentamos que nos apoyen, pero dando algo a cambio, con publicidad en nuestra radio o en nuestras redes.

 

¿Notáis aumento de llamadas en determinados momentos del año, véase Navidad o algún otro período en concreto, como el vacacional?

 

Sí, claro, cuando sale el Teléfono en los medios de comunicación por alguno de los eventos que hacemos o por entrevistas o reportajes que nos hacen, en esos casos, las llamadas se triplican durante 3 o 4 días, por eso nos parece muy importante implicar en todos nuestros actos a la prensa, son estos medios los primeros que tienen que perder el miedo para hablar del suicidio y, sobre todo, para explicar que el SUICIDIO SE PUEDE PREVENIR.

En cambio, en meses de vacaciones, las llamadas disminuyen, suponemos que es porque están más acompañados y más protegidos.

 

En concreto, ¿se notaron los peores años de la crisis económica que vino en 2008?

 

Pues la verdad es que si miras las estadísticas elaboradas por el INE, no hay mucha diferencia de otros años, ya que el Suicidio es multicausal.

 

¿Crees que el suicidio es un problema de tipo personal o más bien de corte ambiental? Es decir, ¿crees que hay algún tipo de tejido social que sea mejor para el individuo, y la sociedad en general, de tal modo que disminuya o evite al máximo el número de suicidios?

 

Pues que estén protegidos por vínculos familiares o de amigos es muy beneficioso, justo ese tejido social es el que hace que se detecten esas ideas suicidas y puedan pararse con la ayuda de profesionales. Todos nosotros siempre podemos hacer algo a la hora de prevenir; escuchar a un amigo, detectar cambios de conducta en un compañero de trabajo, alertar si un compañero del colegio está más introvertido…cualquier señal es importante para dar el aviso.

 

¿Hay culturas más afectadas que otras en cuanto a este problema? ¿Hay diferencia de índice de suicidio entre cultura “desarrollada” y cultura “primitiva”?

 

La diferencia es que en las culturas menos desarrolladas, las personas viven para conseguir las necesidades más básicas y no se plantean otros problemas; en cambio, en una sociedad más desarrollada nos empeñamos en tener cada día más: casa más grande, mejores coches, trabajos más productivos, etc., y eso, a veces, nos puede llevar a una eterna insatisfacción, estrés y ansiedad por tener algo más…Todo eso puede llevar a tener las ideas de suicidio cuando ya no sabes afrontar esa situación.

 

¿Estáis teniendo más llamadas durante el estado de confinamiento por pandemia?

 

Realmente no, pero es normal…ahora las personas están más protegidas y mas acompañadas en casa por el confinamiento… La soledad es uno de los problemas más importantes de nuestra sociedad y genera mucha inestabilidad emocional.

 

Estamos hablando de un problema de índole global gravísimo del que ni siquiera se habla. ¿Crees que es este un problema que es conscientemente silenciado, que hay tabú mediático explícito intencionado?

 

Por supuesto, pero creemos que cada vez está saliendo más a la luz. Hace pocos años los periodistas tenían prohibido hablar del suicidio en cualquiera de los medios, en Campo santo no se podían enterrar las personas que se suicidaban, en las carreras de Psicología no se habla del suicidio… Y todo por la teoría que había desde hace tiempo, que si se hablaba tenía efecto contagio cosa que se han cansado de desmentir psiquiatras y profesionales expertos en el tema. Como curiosidad, en la primera rueda de prensa que hicimos, faltaron muchos medios, tres años despues vinieron todos a cubrir la noticia.

 

¿Participan los gobiernos de alguna manera al apoyo de vuestra asociación? ¿Notáis un vacío de recursos en el sistema social vigente? ¿crees que se debe a esto este silenciamiento? ¿Crees que es porque hay un denso problema social de fondo, esto es, en el propio tejido social impuesto por las formas de economía, por ejemplo?

 

El Gobierno de momento parece que no tiene como prioridad el tema del suicidio, está habiendo avances, pero no los suficientes todavía, de ahí pedir un PLAN DE PREVENCIÓN para que se establezcan protocolos a todos los niveles.

 

La persona que ha tenido estos pensamientos y/o tentativas no suele hablar de ello, ¿crees que esto es beneficioso o perjudicial para la propia persona?

 

Para poder ayudar a estas personas tienen que contarlo, tienen que saber que con el suicidio buscan terminar con una situación que puede ser temporal, de la forma más drástica, quitándose la vida, pero la persona no quiere dejar de vivir, quiere dejar de sufrir y debemos darle razones para hacerlo; ver las señales, identificarlas y reforzar sus fortalezas para que puedan salvarse. El suicidio se puede prevenir, en el Teléfono no juzgamos, solo les damos herramientas para que se agarren a ellas y se enganchen de nuevo a la vida.

Deja un comentario