En Tiempos de Aletheia

El valor de lo posible: Jacqueline du Pré

Cuando Jacqueline du Pré notó la falta de sensibilidad en sus dedos, se encontraba en una suite del Hotel Plaza de Nueva York ensayando para el concierto de esa misma noche. Ella, que había demostrado un control absoluto sobre su violonchelo, era incapaz de dominarlo. Las pruebas médicas posteriores le confirmaron que su temor era real. Le diagnosticaron esclerosis múltiple a los veintiocho años y su mundo volcó por completo. «Smiley», como la llamaban sus amigos por su amplia sonrisa, empezó entonces otra vida, una que la llevaría a la silla de ruedas y a una muerte prematura, pero también, una donde buscaría motivos para seguir sonriendo.

Nació en Oxford en 1945 y siendo muy pequeña empezó a estudiar violonchelo. En aquel momento sentía una fascinación total por ese instrumento, le asombraba el hecho de que el arco produjera un sonido tan hermoso al pasar sobre las cuerdas. Unos años más tarde llegará a su vida William Pleeth, al que considerará su verdadero profesor. Él le aportó las bases sobre las que construyó una forma de tocar única, natural. Cuando ambos se conocieron, la pequeña Jackie interpretaba piezas cortas infantiles de dificultad moderada, pero ante la mirada de Pleeth empezó a crecer como músico. A él le resultaba fascinante darle obras mucho más avanzadas y comprobar cómo conseguía tocarlas a la primera. Escuchándola, le parecía que no tenía límites y que todo era posible.

Siendo aún alumna de Pleeth asistió a unas clases magistrales que impartió Pau Casals en Suiza. Ella, que tenía por entonces quince años y admiraba a su profesor, no acogió con entusiasmo los consejos del maestro catalán. Más tarde, cuando ya había dejado atrás la rebeldía adolescente, completaría su formación en París con Paul Tortelier, y en Moscú con Mstislav Rostropóvich. Aún así, siempre considerará a Pleeth como su auténtico profesor, su padre a nivel musical.

En 1967 se casó con el pianista y director de orquesta Daniel Barenboim, convirtiéndose al judaísmo para ello. Ambos se encontraban en un buen momento personal y profesional, y formaban parte de un grupo de amigos que, además, eran unos músicos excepcionales: Itzhak Perlman, Pinchas Zukerman y Zubin Mehta. Los cinco tocaban juntos, siendo mítica la interpretación del quinteto de Schubert La trucha en el Queen Elizabeth Hall de Londres en 1969. Gracias a las grabaciones del cineasta Christopher Nupen podemos disfrutar hoy de los ensayos, de la buena sintonía que había entre ellos, y de una Jacqueline du Pré alegre y encantadora que desprendía felicidad.

Todo en la vida le parecía emocionante, y esa fue una cualidad que mantuvo después del fatal diagnóstico. La mujer de Perlman, Toby, cuenta que un día invitaron a Jackie a cenar con ellos cuando se encontraba en un hospital de Nueva York. Al salir del centro, en silla de ruedas, comenzó a llover. Entonces miró al cielo maravillada por el simple hecho de estar fuera del hospital y poder sentir el agua: descubría grandeza en todo. Jacqueline du Pré no era perfecta, igual que tampoco lo fue su interpretación del Concierto para violonchelo de Edward Elgar. Pero todos coinciden en que era única, en la evidencia de que tenía algo innato que la hacía especial.

Murió a los 42 años dejando en silencio su Stradivarius de 1712, el mismo que luego utilizaría Yo-Yo Ma. Christopher Nupen la entrevistó en 1980, cuando llevaba siete años en compañía de la esclerosis múltiple. Tras el diagnóstico, intentó continuar. Tenía cerradas las puertas de la interpretación, pero había otras abiertas, como la docencia o la preparación de una nueva edición del concierto de Elgar. «Solo se puede intentar aportar lo que uno siente», le dice a Nupen. Y como ya no puede comunicar con las manos decide hacerlo con las palabras, con su voz, y con esa sonrisa que invita a valorar las cosas que aún son posibles.

 

Para saber más:

FANCELLI, Agustí. «El mito trágico». El País. 2 de noviembre de 2007.

NUPEN, Christopher. La trucha [documental]. (Allegro Films).

NUPEN, Christopher. ¿Quién fue Jacqueline du Pré? [documental]. (Allegro Films).

NUPEN, Christopher. Recordando a Jacqueline du Pré [documental]. (Allegro Films).

NUPEN, Christopher. Jacqueline du Pré: entrevista íntima inédita [documental]. (Allegro Films).

[REDACCIÓN]. «Una violonchelista famosa abandona su carrera». La Vanguardia. 7 de noviembre de 1973.

[REDACCIÓN]. «La violoncelista Jacqueline du Pre murió en Londres a los 42 años». La Vanguardia. 21 de octubre de 1987.

RODRÍGUEZ, Pablo L. «Jacqueline du Pré, desgracia y belleza de una violonchelista irrepetible». El País. 19 de octubre de 2017.

Deja un comentario